Bienvenidos

MIKE PRODUCTIONS®

TURISMO

line decor
  
line decor
 
 
 
 
 
LEYENDA DE LA VIRGEN DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN

Después de haber conquistado los españoles el pueblo de Totatiche, llegaron los frailes franciscanos a evangelizar esta tierra a costa de su propia sangre.
Por allá en el año de 1595, fray Juan Gómez traía consigo una pequeña imagen de la Purísima Virgen Maria, la cual todos los indios amaban.
Pasaron muchos años y la imagen desapareció misteriosamente, se dice que los indios se pusieron tan tristes que no querían ni comer.
Sucedió que un joven llamado Juan Pedro de Cristo Jesús, indito catecúmeno recién bautizado, se dirigía hacia el pozo de las canales, ya que iba a sacar agua para algunas personas muy ancianas que no podían caminar y necesitaban de esta.
Luego de llenar sus cantaros oyó unos fuertes toquidos de tambor ¡TUN! ¡TUN!. Él extrañado por el sonido, ya que nadie se encontraba allí, subió hacia la parte de arriba del cerro para saber si alguien tocaba semejante instrumento, cuando oyó otra vez ¡TUN! ¡TUN!, esta vez parecía que el sonido venía del pozo.
El inmediatamente bajo, pero vio que no había nada. De repente escucho de nuevo ¡TUN! ¡TUN!, ahora el sonido provenía de entre las muchas plantas verdes que se encontraban alrededor del pozo.
Para quitarse la tentación de saber porque se escuchaba tal sonido, se dirigió a las yerbas a ver que tenían, y cual va siendo su sorpresa que al buscar entre las plantas ¡Encontró una hermosa imagen de la Virgen Maria!
Se hinco para besarla y corrió rápido al pueblo a contar lo que había encontrado.
La muchedumbre de personas, tanto indígenas como españoles, corrieron al lugar que hoy conocemos como las canales, a ver lo que había sucedido.
Todos, absolutamente todos, grandes y chicos, ricos y pobres, indios y españoles, estaban llenos de gozo y alegría por haber encontrado la tan venerada imagen de Nuestra amada Madre.
Se dice que desde aquel día se trajeron en procesión desde las canales, la imagen acompañada con las danzas de los indios, hasta la capilla de Totatiche, donde le fue dedicado el templo.
Desde entonces se le llamo: “Capilla de la limpia Concepción de Maria” hasta 1903, que le fue cambiado el nombre al de “Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe”.
También a la imagen hasta ahora se le conoce como: “Nuestra Señora de Totatiche”
Actualmente dicha imagen se encuentra en esta antiquísima capilla, que aun hoy podemos admirar.

mike@totatichejalisco.com